​ 

En los últimos años, el condón se ha visibilizado como un método de prevención que -a nivel mundial- ha tomado fuerza dadas sus bondades y efectos favorables para la prevención de embarazos e infecciones de transmisión sexual. En esa medida, los condones son una barrera efectiva que impide el contacto de los espermatozoides con el óvulo y de los fluidos vaginales, seminales o sangre con las mucosas de otra persona.  Te invitamos a conocer los tipos de condones que hay en el mercado.


EL CONDÓN MASCULINO

Los condones masculinos son una funda de látex fina, flexible y resistente que se coloca cubriendo el pene a fin de evitar el contacto con líquidos seminales, líquidos vaginales y sangre. Aunque la mayoría de los condones disponibles son de látex, también existen en materiales como el silicón y la resina sintética.

 

 

  • Son seguros y muy confiables, si se usan de forma correcta
  • No necesitan receta o examen médico
  • Protegen contra las infecciones de transmisión sexual
  • Es un método anticonceptivo, por lo cual previene embarazos no deseados ni planeados
  • No ocasiona ningún problema para la salud del hombre o de la mujer



 

  • Pueden romperse si no se usan adecuadamente

  • Cuando las personas son alérgicas al látex, deben buscar otra marca de condón u otro material






 

 

  • En cada relación sexual se debe usar un nuevo condón
  • Requiere guardarse en un lugar fresco, evitando dejarlo al sol
  • Si el sobre que lo envuelve está dañado o abierto
    se debe cambiar porque el condón puede estar roto
  • Es necesario verificar la fecha de vencimiento
  • No utilizar vaselina como lubricante porque deteriora el material del condón 
     

 



EL CONDÓN FEMENINO

El condón femenino es un tubo de nitrilo sintético de 25 cm de largo aproximadamente, con un anillo interno y otro externo en cada punta.  El anillo interno es de menor tamaño y queda suelto en la parte cerrada del tubo, el cual debe ser introducido en la vagina para que se encaje junto al cuello del útero. Por su parte, el anillo mayor permanece en el lado abierto y en la parte externa de la vagina.

Así que el condón femenino se puede colocar hasta 8 horas antes de la relación sexual. Puedes incluir a tu pareja en la forma de insertarlo como parte del acto erótico y con esto se elimina la preocupación de que el hombre no vaya a utilizar un condón. Asi mismo, puede protegerse del embarazo y de las infecciones de transmisión sexual sin depender del condón masculino.

 

  • Se puede insertar antes de la relación sexual
  • Son seguros y muy confiables, si se usan de forma correcta
  • No necesitan receta o examen médico
  • Protegen contra las infecciones de transmisión sexual
  • Es un método anticonceptivo, por consiguiente previene embarazos no deseados ni planeados
  • No ocasiona ningún problema para la salud del hombre o de la mujer
  • Se puede utilizar durante la menstruación,  el embarazo y también después de un parto

 

  • Actualmente se encuentra en proceso de importación y su comercialización no ha iniciado en Colombia
  • En Colombia falta iniciar un proceso de sensibilización y conocimiento –en especial entre las mujeres- acerca del condón femenino
  • No es un producto de venta libre ni de fácil acceso en el país. Se espera que el condón se comercialice en el año 2014
  • Es más costoso que el condón masculino
     ​


 

  • En cada relación sexual se debe usar un nuevo condón
  • Requiere guardarse en un lugar fresco, evitando dejarlo al sol 
  • Si el sobre que lo envuelve está dañado o abierto
    se debe cambiar porque el condón puede estar roto 
  • Es necesario verificar la fecha de vencimiento
     

 



 

 
¿Cómo usar el condón femenino?

- El condón tiene un anillo en cada extremo. El anillo que se ubica en el interior de la vagina se ajusta sobre el cuello uterino, cubriéndolo con el material protector de goma. El otro anillo -que está abierto- permanece por fuera de la vagina y cubre la vulva.

- Encuentra el anillo interno del condón y sostenlo entre los dedos pulgar y medio. Aprieta el anillo e insértalo -lo más profundamente- posible dentro de la vagina, asegurándote de que esté más allá del hueso púbico. Por su parte, deje el anillo externo por fuera de la vagina.

- Asegúrate de que el condón no se haya torcido.

- Antes de la relación sexual o -de ser necesario- durante la misma, aplique un par de gotas de lubricante a base de agua en el pene.

- Después de la relación sexual y antes de incorporarse, aprieta y gira el anillo externo para garantizar que el semen permanezca en el interior. Luego retira el condón suavemente.

- Durante el uso habitual del condón femenino, su efectividad radica entre el 75% y el 82%. Cuando se utiliza correctamente todo el tiempo, el condón femenino tiene una efectividad del 95%. No obstante, se debe señalar que estos condones fallan por las mismas razones que los condones masculinos.


​​