Skip Ribbon Commands
Skip to main content
SharePoint
Help
Skip Navigation LinksGeneración Más / Salud sexual y reproductiva / ¿Por qué los jóvenes debemos protegernos del VIH?

¿Por qué los jóvenes debemos protegernos del VIH?

Todas las personas somos vulnerables frente al VIH, sin embargo, hay algunas razones que hacen que las y los jóvenes sean más vulnerables frente a la infección por VIH y el Sida. Todos los jóvenes somos vulnerables frente al VIH por muchas razones, entre ellas, el inicio de relaciones sexuales a edades tempranas, la falta de conocimientos y de información para protegernos, la creencia de los adultos de que los jóvenes no somos sexualmente activos, la falta de servicios de atención y prevención en salud sensibles a nuestras necesidades.  Existe en los jóvenes la inmunidad subjetiva, es decir, muchos de nosotros creemos que “a nosotros no nos va a pasar”; la presión de grupo es otro elemento que afecta nuestra susceptibilidad para adquirir el VIH.

El tipo de prácticas sexuales que se tienen, las relaciones sexuales sin protección conllevan un mayor riesgo de transmisión del VIH, las infecciones de transmisión sexual y los embarazos no planificados. Las estadísticas en Colombia han demostrado, que la epidemia de VIH ha afectado considerablemente a las y los más jóvenes.

¿Qué es el VIH?

El VIH (Virus de inmunodeficiencia humana) es un microorganismo que ataca las defensas del cuerpo, afectando la capacidad de respuesta de una persona a las enfermedades; se encuentra con mayor concentración en la sangre, semen, secreciones cérvico vaginales y leche materna. Este virus es extremadamente débil fuera del cuerpo humano, donde las condiciones medioambientales lo debilitan, haciendo que pierda sus cualidades infecciosas.

¿Qué es el Sida?

El Sida (Síndrome de inmunodeficiencia adquirida), es una condición, que puede incluir una o varias enfermedades ocurridas como efecto del  debilitamiento del sistema inmunitario, a causa de la infección por VIH.  Este conjunto de signos y síntomas, conocido como Sida, es una fase posterior a la infección por el VIH, sin embargo, si una persona diagnosticada tiene acceso a servicios de atención, medicamentos y un estilo de vida saludable, no desarrollará el Sida. “Una persona con VIH, no necesariamente tiene Sida; en tanto que una persona con Sida, necesariamente tiene VIH”.

¿Cómo se transmite?: El VIH se puede transmitir por tres vías:

• Sexual: Relaciones sexuales anales, vaginales u orales, sin protección, con intercambio de fluidos (semen, sangre, fluido cérvico-vaginal), con una persona que tenga el virus. Este es el mecanismo de transmisión más frecuente.
• Sanguínea: A través del intercambio de jeringas, procedimientos quirúrgicos, recibir una transfusión de sangre, prácticas de tatuaje o piercing, realizados sin las medidas de seguridad o esterilización requeridas y accidente laborales en el personal de salud.
• Materno – infantil: Una madre con VIH puede transmitir el virus a su hijo, durante la gestación, en el momento del parto o a través de la lactancia materna.

Recuerda que el VIH NO SE TRANSMITE, al compartir comida, a través de besos y abrazos, en el gimnasio, piscinas o inodoros, ni a través de la picadura de insectos.

Situaciones que facilitan la transmisión del VIH en los y las jóvenes

•    La presencia de Infecciones de Transmisión Sexual, tanto de tipo ulcerativo (herpes genital, chancros, sífilis, entre otras), como de tipo secretante (gonorrea, clamidia), facilitan el ingreso del virus al organismo. Si tú o tu pareja han tenido una de estas infecciones de transmisión sexual, debes recibir tratamiento médico y solicitar asesoría y prueba voluntaria para VIH.

•    Enfermedades tales como la hepatitis B y C o la tuberculosis (TB), hacen más vulnerable a la persona ante la infección por VIH, pues estas por sí mismas, también debilitan al sistema inmunológico y se encuentran asociadas a la infección por VIH. Si tú o tu pareja han tenido una de estos problemas de salud, debes recibir tratamiento médico y solicitar asesoría y prueba voluntaria para VIH.

•    El consumo de alcohol y otras drogas psicoactivas disminuyen la capacidad de decisión de la persona para protegerse, la percepción de riesgo cambia y la probabilidad de utilizar el condón correctamente durante todas las relaciones sexuales que se realizan bajo su efecto disminuye. Si has tenido relaciones sexuales sin protección ya sea bajo la influencia de estas sustancias o no, es importante solicitar asesoría y prueba voluntaria para VIH.

•    Usar jeringas, agujas y elementos cortopunzantes no estériles aumenta el probabilidad de exposición por VIH, hepatitis B y C, entre otras. Un ejemplo es hacerte tatuajes y no estar seguros si en el lugar que nos los hacemos, esterilizan adecuadamente los instrumentos utilizados. Si te has hecho un tatuaje y no estas seguro (a), de los cuidados que se deben tener con estos instrumentos, es importante solicitar asesoría y prueba voluntaria para VIH.

¿Cómo se previene?

Prevenir el VIH es muy fácil, solo sigue las siguientes recomendaciones:
• Acceder a información confiable para prevenir el VIH
• Uso adecuado del condón en todas las relaciones sexuales
• Tener claridad sobre la importancia del uso del condón y desarrollar habilidades para negociarlo en las relaciones sexuales
• Evitemos la exposición a sangre, semen y a otros fluidos potencialmente infecciosos
• Evitemos las relaciones sexuales bajo el efecto de alcohol u otras sustancias psicoactivas, esto aumenta nuestro riesgo.
• Hablar con nuestra pareja o con los compañeros (as) sexuales sobre la importancia de la prevención del VIH.
• Busquemos los servicios de asesoría y prueba voluntaria para el VIH

¿Qué es la doble protección del condón?

La doble protección hace referencia a las ventajas que tiene el uso del condón para prevenir el VIH, las ITS y los embarazos no planificados.
Muchas y muchos jóvenes argumentan no usar un condón en sus relaciones sexuales, dado que utilizan otros métodos de planificación familiar. CUIDADO!!, los métodos de planificación familiar, protegen de los embarazos no planificados, no del VIH y de las ITS.

¿Cómo sé si tengo VIH?

La única forma de saber si tenemos el VIH, es accediendo al servicios de asesoría y prueba voluntaria para VIH, dado que por la misma naturaleza de la infección, esta puede ser asintomática para muchas personas. La asesoría para prueba voluntaria es un proceso que incluye asesoría pre test (antes de hacer la prueba), toma de muestra y una asesoría pos test para la entrega del resultado; donde un profesional de la salud entrenado en el tema, te informa y te acompaña en el proceso.

En Colombia la prueba es voluntaria, es decir, nadie puede obligarnos a hacernos la prueba, por lo que debemos firmar un consentimiento informado, donde certificamos que hemos recibido la información necesaria y donde aceptamos voluntariamente que nos la realicen. Acceder al servicios de asesoría y prueba voluntaria, nos permitirá conocer nuestro estado frente al virus y así protegernos en caso de que no lo tengamos o acceder a los servicios de salud en caso de que lo tengamos.

Recuerda: No necesitamos ser mayores de edad para acceder al servicio de asesoría y prueba voluntaria para VIH de manera confidencial, si somos mayor de 14 años, podemos dar nuestro consentimiento informado, para hacernos la prueba.

¿Dónde hacerme la prueba del VIH?

La asesoría y prueba voluntaria para VIH está incluida dentro del plan obligatorio de salud al que todas y todos los colombianos tenemos derecho, independientemente del régimen de afiliación al que pertenezcamos; de este modo en la IPS, hospital o centro de salud donde nos atienden, podemos solicitar este servicio y no existe ninguna razón para que nos lo nieguen. Adicionalmente existen instituciones como fundaciones u ONGs que ofrecen este servicio de manera gratuita.
Recuerda: Existen servicios amigables para jóvenes y adolescentes, donde encontrarás profesionales de la salud sensibles y entrenados para atender a nuestras necesidades, en estos servicios podemos solicitar la asesoría y prueba voluntaria para VIH y condones, todo de manera gratuita.

¿Y si el resultado es positivo?

Hay que tener claro que la infección por VIH no es mortal, esta es crónica y manejable. Es decir, una persona que se diagnostique con VIH, tiene derecho a recibir servicios de atención integral, incluidos los medicamentos antirretrovirales (medicamentos para tratar el VIH); lo que le permitirá llevar una vida normal y saludable. El acceso a este servicio también se incluye en el plan obligatorio de salud, independientemente del régimen de afiliación al sistema de salud.

NO OLVIDEMOS

• Los y las jóvenes somos una población prioritaria de acuerdo con las leyes de nuestro país.
• Usar siempre un condón en todas las relaciones sexuales, de principio a fin.
• Debemos protegernos del virus, no de las personas que viven con este.
• Busca el servicio de asesoría y prueba voluntaria para VIH en tu servicio de salud o en los servicios amigables para jóvenes y adolescentes.
• Informémonos sobre nuestros derechos sexuales y reproductivos.